Navegar / buscar

Impresionante imagen en Bali con un aterrador “mar de plástico y poliestireno”

Nunca había visto algo así, a esta escala”, admite Horner quien, en su propio muro, narra cómo un día después de que se topara con esta marea plástica, la zona había recobrado la normalidad. “Lo que las corrientes traen, las corrientes se lo llevan”, explica. Normalidad, en este rincón de Asia, es el avistamiento permanente de ciertos plásticos, y ocasional de masas de mayores proporciones, en especial en temporada húmeda. El problema, por tanto, está ahí, en Bali, y más allá. “Estupendo por las mantarrayas que han podido volver a la estación”; celebraba el buceador la vuelta a la calma, no sin ponerle peros. “Tristemente, el plástico continúa su viaje por el océano Índico para, poco a poco, descomponerse en piezas más y más pequeñas. Se convierten en microplásticos, pero no desaparecen”. [ Origen NOTICIA ]

El problema

Los plásticos han tomado la Tierra. Su creciente producción y uso amenazan con contaminar cada rincón del planeta, especialmente los mares, destino final de muchos de ellos, donde perjudican seriamente la salud de los ecosistemas acuáticos y la supervivencia de las especies que los pueblan. Los podemos encontrar en la playa, en las rocas, flotando en el agua e incluso en las zonas más profundas. Desde el Ártico hasta la Antártida, en zonas pobladas y en islas deshabitadas. Cada año, los mares y océanos son receptores de hasta 12 millones de toneladas de basura.  [ GreenPeace ]

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web